viernes, 28 de junio de 2013

Primarias, no gracias


Que Griñan no se presente a las próximas elecciones no me parece ni bien ni mal. Sus argumentos (limitar el numero de mandatos, dar entrada a savia nueva) son lícitos, aunque los motivos para que sea precisamente ahora cuando hace este anuncio se me escaparían, sino fuera porque es raro que se me escape algo tan obvio.

Lo de realizar unas primarias dentro de un mes para elegir al próximo candidato del PSOE es, de entrada, una memez, y contra gente mema o de mal gusto no hay disputa: NO, y hablemos de otra cosa.

Pero no es un problema de un ataque de tontuna, el tema es mas serio, es un ataque de deslealtad contra Rubalcaba y el PSOE, perpetrado por los perdedores del congreso de Sevilla. La maniobra sin sentido de realizar unas primarias dentro de un mes solo tiene un sentido, dejar atado y bien atado el cortijo andaluz, laminando a la disidencia, para de inmediato hacer la Reconquista en sentido inverso, derrotar a la huestes castellanas de Rubalcaba y acaparar el poder absoluto del PSOE. Chacon segunda parte, con esta protagonista o cualquier otro propio.

Los críticos del PSOE en Andalucía se han quedado petrificados, ¿qué hacer?. Luchar o achantar (por el bien del partido), esa es la cuestión. Me imagino a Josele, aquí en Málaga, deshojando esta putrefacta margarita.

Bueno, y ese es el núcleo de este articulo, expondré mi opinión sobre que hacer a los que, como yo, están estupefactos por la deslealtad perpetrada por los dirigentes del PSOE andaluz, convocando estas precipitadas y torticeras elecciones primarias.

Punto uno. No participar en absoluto en la convocatoria. Simplemente en las casas del pueblo argumentar esta abstención radical y no dar ningún paso mas en la estructura del partido. Ni se vota, ni se presentan candidatos alternativos, ni se acude a ningún congresillo ad hoc. Dado que esta es un actitud política, debe comunicarse a la ciudadanía los motivos de la objeción al proceso, y frente a la fanfarria del marketing de los convocantes procede explicar a la sociedad lo improcedente de estas primarias y la escasa ética del proceso.

Punto dos. La deslealtad del PSOE andaluz con los vencedores del congreso de Sevilla podrían justificar pagar con la misma moneda: ser desleal con el vencedor de las primarias, y desde el minuto uno intentar deslegitimarlo, como ellos han hecho con Rubalcaba. Pero no es cuestión de ser sucios con los sucios. Es mas limpio decir simplemente al elegido y a la ciudadanía que no nos representa, y que seguiremos buscando en un futuro alguien que nos represente y que se puede elegir en un proceso limpio, abierto y transparente.


PD1. Sobre la ética. Los que desde una ética utilitarista justifican unas maniobras desleales contra Rubalcaba -dado que este no tiene apoyos en las encuestas- decirles que la ética deontológica no justifica un medio perverso independiente del fin a conseguir, y que además el fin que están pretendiendo es nefasto. El problema no es Rubalcaba, el problema es el PSOE, que ha perdido el apoyo (en las urnas y sobre todo en la calle) de la mayoría social progresista. La solución al problema es un debate profundo sobre propuestas y abrirse a la sociedad, lo contrario que intentan los que quieren quedarse con el partido a base de triquiñuelas y uso indisimulado del control de prebendas.

PD2. Cualquier padre estaría orgullo de dar el relevo a su hijo bien formado. ¿Están Felipe González, Alfonso Guerra, y tantos neofundadores del PSOE orgullosos de los cachorros que intentan quedarse con el partido?. A muchos deberían desheredarlos

1 comentario:

  1. Interesante razonamiento, y blog socialista. gracias por pasar

    ResponderEliminar